Taller
Casa Incompleta / estudio relativo

Arquitectura

Casa Incompleta / estudio relativo

Publicado hace 4 meses

 Se trata de una vivienda para una pareja joven, ubicada en un barrio cerrado en las afuera de la ciudad de Santa Fe.

El crédito significó la oportunidad de impulsar una primera instancia de construcción, permitiendo una ocupación temprana del inmueble. A esta primer etapa, le sucederían gradualmente una serie de ampliaciones coordinadas en cada caso según las prioridades emergentes de sus ocupantes. Las particularidades del crédito, por otro lado, permitían interpretarlo como un escenario propicio donde laboratorizar hipótesis de crecimiento y adaptaciones del espacio doméstico a las progresivas re-configuración/es de la escena familiar.

Se asume, por tanto, la dinámica de la familia contemporánea, con sus incorporaciones y rupturas como un proyecto indeterminado, en permanente proceso, por lo que se evita de manera consciente, la búsqueda de un esquema definitivo: un plan que determinase de una vez y para siempre el carácter de la construcción y el destino de sus espacios. Se propuso, en cambio, una estrategia de implantación, un sistema constructivo-espacial de carácter atómico, celular, desprovisto de jerarquías y de crecimiento rizomático e indefinido. Así la vivienda (en este caso), como un organismo vivo, acompaña y se adapta al núcleo familiar en el tránsito por sus múltiples edades, instalándose desde la planificación de las etapas de obra en una condición de permanentemente inconclusa, por hacerse, por reinventarse.

Lo informe, dice Georges Bataille, es “un término que sirve para desclasificar; un vocablo que no existe para dar significado a ciertas cosas, sino para instigar sus usos; un antagonismo a todo traje matemático que confabula un ataque a la taxonomía de las cosas del mundo; una embestida para derrumbar toda práctica de ordenamiento; una contraposición a la praxis de otorgar formas a todos los contenidos, una disrupción al academicismo”.

 

El sistema de tejido propuesto se compone de una serie de módulos cuyas características dimensionales sugieren los tipos de uso (células sociales o íntimas) y células de apoyo tanto para espacios interiores como para los espacios exteriores y semi-cubiertos. En todos los casos se buscó, en función de operativizar una propuesta de tejido, maximizar el contacto de cada célula con un espacio exterior; y minimizar el contacto de las células entre sí, siendo lo más óptimo, a través del vano de una puerta. De esta manera las células adquieren la mayor independencia y privacidad posible, a la vez que se multiplican las opciones de crecimiento y dispersión.

Imaginamos la estructura en otro tiempo, ocupada ya por otros usuarios; vistiéndose de consultorios médicos, de pensión estudiantil, de club social; anexando nuevos módulos y aislándose una y mil veces y de mil maneras diferentes; como una estructura de ocupación programable (y desprogramable), descaracterizada o sin cara reconocible. Una pieza de microurbanismo barrial de afectación de la manzana, más que una pieza singular de arquitectura. Una propuesta de tejido constructivo y social.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Diseño de interiores y arquitectura 2018

La revista Dossier de Arquitectura es la mejor plataforma sobre diseño Interior, arquitectura y decoraciones. Se distribuye en la ciudad de Lima y en el resto del Perú.

@

© 2018 Dossier de Arquitectura, Todos los derechos reservados