Curso online: Oficinas, tendencias y diseño
6 cosas que haces mal en tu mesa de trabajo

Oficinas

6 cosas que haces mal en tu mesa de trabajo

Publicado hace 3 meses

Modificar estos hábitos es una cuestión de interiorismo. Sí, la solución es una buena estrategia deco de prevención.

Se trata de pequeñas costumbres tan interiorizadas en nuestra rutina diaria que no nos damos cuenta de que perjudican nuestra salud.

Y los puntos a tener en cuenta pasan por la altura del monitor, la forma de sentarte, el lugar donde colocas el móvil… Hoy toca darte algunos tips:

POSTURA

Puedes tener la mejor silla o ratón , pero si tu postura no es la correcta, no hemos conseguido nada.

El truco para saber si estás correctamente sentado es ponerte derecho y alinear las orejas, hombros y cadera en vertical. Sin cruzar las piernas, encorvar los hombros hacia delante o inclinar la cabeza. ¿Lo tienes? La espalda debe estar bien pegada al respaldo para que no haya huecos a la altura de la zona lumbar.

ILUMINACIÓN

La ideal siempre será la natural, homogénea y clara. Aunque también puedes hacerte con un flexo. En este punto, te diríamos que aunque quieras un refuerzo, mantengas la luz general a fin de no crear muchos contrastes que perjudiquen la vista.

POSICIÓN DE LA PANTALLA
Colocarla demasiado elevada o demasiado baja con respecto a la altura de los ojos puede generar ciertos problemas de postura con el paso del tiempo. Los consejos son los siguientes.

En cuanto a la altura: el marco superior del monitor debe estar a la altura de los ojos (con la espalda recta, ojo).

En cuanto a la profundidad: sitúala frente a ti, estires el brazo y quede más o menos a la altura de los nudillos.

LA PAREJA PERFECTA


Verifica que tu mesa y tu silla tienen la altura correcta. Es decir, que el juego entre ambas permiten que las rodillas y la cadera generen un ángulo aproximado de 90 grados, los pies en el suelo (si no llegas, usa un reposapies) y los codos apoyados sobre la mesa o reposabrazos, relajados y que puedan estar ligeramente separados del cuerpo.

Las sillas ergonómicas que permiten regularse son ideales. Para un apoyo lumbar óptimo, la parte baja del respaldo debe alinearse con la curva natural de la parte baja de la espalda.

ORDEN

Cuanto más a mano tengas las cosas y más limpio el escritorio, más fácil será evitar posturas dañinas.

El kit del asunto: Instala los objetos que uses puntualmente fuera de tu alcance, de esta manera te obligarás a levantarte, cambiar de postura y estimular la circulación. El resto, todo a mano y en su sitio.

ENCIMA DEL ESCRITORIO

Para evitar cualquier riesgo de tendinitis, tus manos y brazos deben estar relajados. Tu muñeca no debe estar en tensión a la hora de manejar el teclado o el ratón y debe mantenerse alineada con ellos y no formando ángulo.

AURICULARES

Lo diremos mil veces, huye de sostener el teléfono con el hombro y la cabeza mientras hablas y utilizas el teclado del ordenador. No te das cuenta y lo haces SIEMPRE.

 

Suscríbete
ARTÍCULOS RELACIONADOS

DOSSIER 2020

Comparta su correo electrónico para recibir nuestro resumen diario de inspiración sobre el mundo del diseño y arquitectura.

@

© 2020 Dossier de Arquitectura, Todos los derechos reservados