Curso online: Oficinas, tendencias y diseño
Laminaire y la Innovación en sistemas de ventilación natural para fachadas

Acabados

Laminaire y la Innovación en sistemas de ventilación natural para fachadas

Publicado hace 1 mes

América Latina es hoy por hoy una región que por sus características climáticas, socioeconómicas y culturales presenta una estructura dinámica del sector de la construcción con más similitudes que diferencias entre los diferentes países desde México hasta Argentina.

Las  técnicas constructivas y materiales  utilizados  por la industria  son   elementos comunes que se adaptan a la  diversidad  que nos caracteriza.    
El caso peruano es muy representativo de una dinámica constructiva y arquitectónica  que     favorece  la incorporación de sistemas avanzados de ventilación natural y  control solar pasivo dentro del concepto de fachada  que integra el concepto de piel que respira, que protege, que ilumina y que produce.
El contexto climático del Perú   ha permitido  durante los últimos diez años  la implementación de estrategias bioclimáticas  de forma exitosa tanto en  el sector comercial, de oficinas,  institucional e industrial.

En el caso de la arquitectura  la tendencia  obligada es aquella dirigida a   la sostenibilidad  mediante la incorporación de estrategias  y dispositivos innovadores   que  garanticen  ahorros sustanciales  de  energía, confort y mínima huella de carbono.  El concepto  de fachada dinámica se propone como eje de innovación

El futuro innovador  nos plantea dentro de este contexto y nuevas realidades  (post pandemia ) retos de diferentes tipo:
El primer reto es la forma como se deben utilizar las herramientas informáticas. Si bien el desarrollo de software ha facilitado procesos que hace 40 años eran difíciles y costosos, no deben desplazar ni sustituir el proceso creativo inspirador del diseño bioclimático.

El segundo reto a enfrentar es el concepto de la calidad de aire interior que está sujeto a condiciones externas no siempre favorables en medios urbanos densos como son las mayores concentraciones de partículas, el ruido proveniente del alto tráfico vehicular y/o inesperadas condiciones y cambios climáticos que hacen referencia, por ejemplo, al calentamiento global.

Por otro lado, una nueva condicionante se convierte en el tercer reto para la arquitectura bioclimática: los desarrollos inmobiliarios que buscan optimizar las inversiones y rentas como en el caso de edificios de comercio, oficinas y viviendas; y la interacción de múltiples ingenierías que reducen la disponibilidad de áreas requeridas por las estrategias bioclimáticas que exigen mayores áreas en la generación de flujos de ventilación natural en sentido vertical y horizontal.

Y finalmente el cuarto reto es el cambio de paradigma frente a las pieles bioclimáticas de la edificación edificación que no deben considerarse como un sobrecosto del proyecto, sino más bien como una generación de valor agregado en el ciclo productivo del mismo. En últimas son más que un elemento protector.

Ya no es el concepto de “la caja de vidrio” sino que es precisamente la piel que protege, la piel que produce, que respira, que ilumina. Es un conjunto de equilibrio sostenible en lo ambiental, estético, energético y económico. Significa, por ejemplo, que los componentes acristalados van de la mano con los componentes opacos integrando, no solamente las fachadas verticales, sino también las cubiertas y los pisos. 

¿Cuáles son los dispositivos innovadores? 
Los dispositivos multifunción como louvers aerodinámicos nos permiten incorporar ventilación natural   en razón a  que  aumentan la velocidad  del aire  lo cual implica menor área de aberturas.
Las cajas acústicas de ventilación  que permiten  tener  louver aerodinámico   con control  de lluvias,  caja de control  acústico y difusor  interior con control  de  flujo. 
El louver arquitectónico de fácil operación y máximo control de hermeticidad que se adapta a los sistemas  comerciales  de ventanería  en aluminio.  Pueden ser   automatizados  o   manuales  lo que  ofrece flexibilidad  para el usuario , lo cual  es muy importante como soporte a la certificación leed en los temas de  calidad  de aire interior.
Los louvers cortafuego como parte de torres  termo solares y eólicas  de extracción de aire en forma, aumentando   la descarga de manera laminar a velocidades  que representan hasta tres veces  mayores  y con áreas  ocupadas  tres veces menores  a las de un termosifón  tradicional.

Artículo:
Agustín Adarve
Arquitecto Bioclimático 
Colombia
 

Suscríbete
ARTÍCULOS RELACIONADOS

DOSSIER 2020

Comparta su correo electrónico para recibir nuestro resumen diario de inspiración sobre el mundo del diseño y arquitectura.

@

© 2020 Dossier de Arquitectura, Todos los derechos reservados