Departamento en Casuarinas Sur / Arquitecta Erika Ebermann

Inmobiliarias

Departamento en Casuarinas Sur / Arquitecta Erika Ebermann

Publicado hace 1 mes

El dueño de este departamento es un chico joven y soltero que buscaba un lugar acogedor, masculino y con un estilo tipo rústico – industrial; por ello, se incluyeron diferentes materiales como enchapes de piedras, ladrillos, fierros y madera, elementos que evocan la idea de este original concepto.

El departamento era nuevo, estaba completamente vacío, con paredes blancas y espacios relativamente reducidos. Contaba con los siguientes espacios: área social interna (sala y comedor) relativamente pequeña y una gran terraza a la que se accedía a través de una mampara ubicada en la sala. Al lado de la sala estaban dispuestos dos dormitorios, como solo se necesitaba de uno se tomó la decisión de demoler la pared que dividía la sala del dormitorio aledaño, así dar mayor amplitud al área social y poder recabar un nuevo espacio para el bar.

Fue necesario realizar importantes trabajos de instalaciones eléctricas y sanitarias para dotar al bar de conexión de agua y desagüe; también, se reforzó la iluminación ya existente.

En el ingreso se diseñó un tabique divisorio al que se le dio un acabado con un efecto de cemento desencofrado. Lo interesante de este elemento es que tiene una doble función, por un lado sirve de filtro entre el comedor y el baño de visitas, y por el otro está compuesto por 3 elementos con iluminación interna, lo que lo convierte en una gran lámpara atractiva.

Los muebles del comedor son de madera y cuero marrón oscuro, los elementos decorativos son trabajados en fierro y los cuadros también hacen alusión a este material, con estructuras como la torre Eiffel y un puente con tensionadas.

En la sala se implementó una pared para integrar la TV y la chimenea en etanol. Esta pared de 10 cm, hecha con drywall, se enchapó en piedra mientras la chimenea y la repisa son de fierro negro. Al frente se encuentra el sillón en cuero marrón y la mesita central.

El bar se convertiría en el espacio protagonista, por eso se utilizó madera reciclada de parihuelas y planchas de OSB para la barra y los muebles en general. En el caso del tablero se pintó el OSB con pintura de barco negra, lo que le dio un aspecto como de piedra y creó una superficie impermeable para que se puedan apoyar los vasos.

Los tablones de pino chileno se liberaron de todos los clavos, se limpiaron y pulieron hasta un cierto punto, pero no excesivamente para que no perdieran su aspecto envejecido. En la parte alta e interna de los muebles con puertas de vidrio decidí dejar las planchas de OSB al natural para que se vean sus sellos de fábrica, esto le da un aspecto más industrial.

Las 2 paredes que forman la “L”, donde se encuentra el bar, fueron enchapadas en ladrillo rococho como toque rústico. Todo se decoró con elementos como placas metálicas, botellas y copas traídas de diferentes partes del mundo.

Se realizó una contra pared enchapada con una piedra rustica para exteriores y se implementaron luces de abajo hacia arriba, para crear un efecto dramático del material. Actualmente, la terraza cuenta ya con un gran sol y sombra, mobiliario, parrilla y sobre todo mucha vegetación.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Diseño de interiores y arquitectura 2019

La revista Dossier de Arquitectura es la mejor plataforma sobre diseño Interior, arquitectura y decoraciones. Se distribuye en la ciudad de Lima y en el resto del Perú.

@

© 2019 Dossier de Arquitectura, Todos los derechos reservados