Curso online: Oficinas, tendencias y diseño
Sostenibilidad: Sistemas urbanos para ciudades más amigables

Urbanismo

Sostenibilidad: Sistemas urbanos para ciudades más amigables

Publicado hace 9 meses

Las metrópolis son gigantescos sistemas de viviendas y comercio enfocados en la especulación y el negocio inmobiliario de infraestructuras, de servicios, de ocio, de cultura y de deporte para el beneficio de corporaciones que consumen inmensos recursos naturales y materiales que evacúan cantidades colosales de deshechos en lugar de estar enfocadas al bienestar humano.

Tal  y  como  están  diseñadas  y  desarrolladas,  se  induce  al  cambio  climático  y  al aumento de la huella ecológica. Asimismo, la vida urbana está regida y basada en el consumismo, que es la principal causa de  degradación,  y  que  altera  de  manera  inequívoca  las  condiciones  fisio-químicas  y geobiológicas de la biósfera.
El sistema organizacional político, económico y social impone mediante normas y leyes los rasgos   característicos   para   que   continúe   el   crecimiento   indefinido del  consumo  en contraposición al bienestar urbano de sus habitantes. 
Esto conlleva una serie de problemas por fala de planificación urbana tales como la falta de servicios básicos (agua, energía, drenaje), el desarrollo no planificado con explotación y destrucción del territorio, la combinación de uso residencial y el uso industrial contaminante, las casas autoconstruidas de manera inadecuada, los atascos de tráfico automovilístico, la falta de movilidad y accesibilidad, las distancias de desplazamiento más largas, la falta de espacios públicos y verdes, entre otros. 
Asimismo afecta a aspectos sociales, tales como la pobreza, menor calidad de vida debido a menos tiempo libre, ruido y contaminación visual, cero participación ciudadana en el gobierno, discriminación de grupos sociales vulnerables (niños, mujeres, discapacitados y personas mayores), personas con mayor estrés, alergias, anomia, soledad, competencia y violencia, segregación, exclusión social y reclusión de determinados grupos sociales.
La falta de sostenibilidad y desinterés por el medio ambiente en una ciudad induce a la afectación de cuestiones ambientales, tales como el aumento de los gases de efecto invernadero, el calentamiento global, la disminución de la biodiversidad y aumento de especies invasoras, el uso de energía insostenible, el desperdicio de agua, el aumento de la producción de residuos, un comportamiento irresponsable y consumista por falta de identidad territorial y más.
Podemos concluir que los sistemas urbanos, con su diseño y funcionamiento, son por tanto, la raíz de los grandes problemas de sostenibilidad que acosan a la humanidad, pero ¿Cómo podemos rediseñar nuestros sistemas urbanos para que sean sostenibles?
Según la teoría del sistema, para funcionar, cada sistema requiere: - aporte de materia y energía - su transformación para crear un orden interno -  producción  de  materia  y  energía  de  baja  calidad  (residuos  y  calor)  que,  al  salir  del sistema cuyo orden han aumentado, también aumentan la entropía exterior. 
El  principal  indicador  de  sostenibilidad  en  los  ecosistemas  naturales  es  que  los  ciclos metabólicos son circulares. El ecosistema mismo produce, consume y aprovecha lo que necesita  para  su  subsistencia  y  luego  lo  recicla  continuamente  usando  energía  limpia (viento, sol, lluvia).
En   los sistemas   humanos como   las   ciudades,   este   metabolismo   es   lineal,   con   alto procesamiento  de  materia  externa  y  energía  que,  una  vez  utilizados,  no  son  reciclados ni devueltos al medio ambiente. 
Por  lo  tanto,  establecer  metabolismos  urbanos  que  imiten  o  se asemejen   a   ecosistemas   naturales determinarán   los requisitos  socioeconómicos,  ambientales,  materiales,  energéticos  e  hidrológicos  para garantizar  que la  propia  ciudad  produzca,  recicle  y  reutilice lo  que  necesita,  no  solo  sin modificar el medio ambiente, sino incluso mejorándolo.

El PLAN MAESTRO CONCEPTUAL VILLA CORINTIOS
Pretende optimizar y racionalizar los recursos naturales y materiales, reducir y racionalizar el uso de los recursos hídricos, disminuir los residuos y emisiones y racionalizar su tratamiento y gestión.
Asimismo está concebido para aumentar el bienestar y la calidad de vida de sus ocupantes, disminuir el costo y mantenimiento de la urbanización, disminuir los riesgos ante fenómenos de origen natural, racionalizar el uso del suelo y respetar el entorno.
Pero ¿Cómo lo conseguirá?
Por un lado, prevendrá desastres naturales mediante la construcción de plataformas utilizando muros de contención construidos con materiales y técnicas locales para evitar daños debidos a terremotos y huaicos.
Por otro la creación de un cinturón verde en el área urbana superior para contener deslizamientos de tierra y desprendimiento de rocas. 
 

0 1
Suscríbete
ARTÍCULOS RELACIONADOS

DOSSIER 2020

Comparta su correo electrónico para recibir nuestro resumen diario de inspiración sobre el mundo del diseño y arquitectura.

@

© 2020 Dossier de Arquitectura, Todos los derechos reservados