Taller: Ambientación y color en la decoración
¿Estamos siguiendo la tendencia mundial de eficiencia energética?

Actualidad

¿Estamos siguiendo la tendencia mundial de eficiencia energética?

Publicado hace 1 mes

En las últimas tres décadas, aumentó la inversión en eficiencia energética en el mundo, según la Agencia Internacional de Energía (AIE). Sin embargo, en Perú se estima que 6 de cada 10 empresarios dedicados a la manufactura, pesca, agricultura y construcción no ha tomado acciones de ahorro de energía, de acuerdo al Ministerio de Energía y Minas.

Según la AIE, en cualquier tipo de industria es más barato invertir en tecnologías eficientes que en proyectos para generar energía. Se estima que un dólar invertido en tecnología eficiente evita dos dólares de inversión en generación de esta misma cantidad de energía. La AIE también afirma que la tendencia de invertir en eficiencia energética ha crecido exponencialmente en los últimos 30 años. ¿Cuál es la principal razón de este cambio en las últimas décadas? Todo parece indicar que las empresas han adquirido conocimiento sobre la eficiencia energética y su provechoso potencial de reducir los altos costos de pago por energía y evitar inesperadas interrupciones en el sistema de abastecimiento.  

Un estudio de ABB, señala que más del 60% el consumo de energía de las plantas industriales proviene del funcionamiento de las maquinarias, las cuales funcionan con motores eléctricos. Frente a esta situación, hoy en día existen  tecnologías fundamentales para que el sector privado comience a desarrollar una gestión responsable de la electricidad, por ejemplo, con motores de alta eficiencia y variadores de velocidad.  

Consumo eléctrico responsable 
Uno de los principales productores de azúcar de Pakistán, Mirpurkhas Sugar Mills, había utilizado desde sus inicios energía de vapor para impulsar los molinos trituradores utilizados en el proceso de producción de azúcar.  En 2013, comenzó a examinar opciones para una alternativa eléctrica a las turbinas de vapor, como una forma de mejorar los procesos y reducir el uso de energía. Con el cambio de una antigua turbina de vapor a un moderno motor de alta eficiencia, pasó de utilizar de entre 650 a 700 kilovatios de energía a 350 kilovatios. Esto representó para ellos un ahorro de energía de más del 40%. 
Otro caso es, IHG, InterContinental Hotels Group, que también consiguió reducir en 40% su consumo de energía en uno de sus hoteles de Madrid. Con la implementación de 16 motores de alta eficiencia y 13 variadores de velocidad, la factura anual de energía del hotel se redujo en $ 37,000.  Incluso en Sudamérica, Brasil utiliza en su infraestructura deportiva de Río de Janeiro tecnologías para ahorro de energía.  

En Perú, mientras que aún en el segundo trimestre del año atravesamos un panorama parcialmente incierto para la regulación del sector eléctrico, donde un proyecto de ley plantea que las generadoras térmicas declaren en forma real los costos totales por el uso del gas natural para producir energía y no se limiten a una declaración costo cero en su operación, Osignermin señala que una eventual aprobación del proyecto aumentaría en un 6% en promedio las tarifas eléctricas para los usuarios finales . También, un estudio del Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería puntualiza que la minería y la industria manufacturera son los rubros que consumen mayor electricidad (56%), esto debido a las maquinarias que utilizan motores eléctricos.  

Si bien es el Estado el encargado de promover políticas de eficiencia energética e implementar acciones y medidas para el uso racional de la energía, las industrias en nuestro país deben comprender que adquirir productos que reduzcan considerablemente el consumo de electricidad les generará ahorros muy valiosos. Por ejemplo, cuando una empresa reemplaza un motor de baja eficiencia por un motor de alta eficiencia de 100HP  operando 6,000 horas, ahorraría aproximadamente S/. 8,200 anuales. Y si fuera una pequeña fábrica con un motor de 10HP, lograría ahorrar más de S/. 700 anuales. 

Hay que considerar que desde el año pasado el Ministerio de Energía y Minas dispuso que los motores industriales deben tener un etiquetado de eficiencia energética en una escala de la A a la C. Si no tuvieran esta etiqueta por ser antiguos, hay una manera básica de comprobar si los motores son de alta eficiencia: se debe buscar la placa de estos equipos y verificar si ahí se indica los símbolos de eficiencia “IE2”, “IE3”, “IE4”. 
 
Otra tecnología clave para lograr la eficiencia energética son los variadores de velocidad, equipos inteligentes que regulan la velocidad de los motores eléctricos ajustando el consumo de energía de acuerdo al nivel de producción.

Pueden ser instalados en bombas, ventiladores, compresores, extrusoras y otras aplicaciones accionadas por motores. Actualmente, los variadores presentan innovaciones como la capacidad de controlar en simultáneo hasta de cuatro bombas de agua sin ningún componente externo, para que trabajen en su punto de máxima eficiencia de acuerdo a la demanda; o que mediante controladores PID independientes regulen la velocidad de una bomba en función a la demanda de caudal en un sistema de presión constante o sistema multibombas. También se pueden manejar los variadores de manera remota, programarlos con un celular, conectarse a través del Bluetooth para dar mandos a distancia al variador, de manera que puedo acercar más el motor y controlarlo de manera remota. 
 
Si las industrias apostaran por dos tecnologías claves: los motores de alta eficiencia y los variadores de velocidad reducirían su consumo hasta en un 60%, y  recuperarían su inversión en esta nueva tecnología eficiente  entre 6 meses y  2 años, dependiendo del caso. 

Contribución ambiental 

Pero las tecnologías de eficiencia energética no solo tienen efectos económicos. Acorde a los tiempos actuales donde se procura el uso de energías limpias, el uso de motores eficientes y variadores de velocidad también contribuyen a la mejora de la salud y el bienestar local y global (a menor consumo de energía, menor porcentaje de emisión de gases invernaderos). 

Meses atrás, durante el Peer Review on Energy Efficiency in Perú, la viceministra de Electricidad comentó que nuestro país atraviesa una época donde las acciones y programas de eficiencia energética buscan a largo plazo hacerle frente a la lucha contra el cambio climático. Ese es el horizonte al que las grandes industrias peruanas deben apuntar.  

Según el informe del RISE 2016 de los Regulatory Indicators for Sustainable Energy, que califica políticas sobre energía sostenible de 111 países, el Perú se ubica en el puesto 64. En la región, países como Chile y Brasil nos llevan la delantera. El informe también da luces sobre la evolución mundial en referencia a ahorro de energía. El porcentaje de los países con tendencia a establecer marcos normativos avanzados en el ámbito de la eficiencia energética se incrementó de 2 % en 2010 a 25 % a la última edición del informe. 

Son muchos los casos de éxito en este ámbito a nivel mundial que podemos tomar como ejemplo. En Suiza, el Grupo Coop, distribuidor y fabricante de alimentos, bebidas y artículos para el hogar, aspirando a ser más ecológico, redujo  sus emisiones de CO2 en más de 10,000 toneladas por año, lo que representa un ahorro anual equivalente a sacar de la carretera casi 2,000 automóviles. Esto fue posible porque sus compresores en los circuitos de refrigeración son accionados por motores de alta eficiencia de hasta el 97% cuando funcionan a plena carga, además del uso de unidades de velocidad variable. 

El llamado a las empresas a usar la energía de forma responsable y buscar cada vez más nuevas medidas eco ambientales está hecho. La adopción de estas medidas debe ser acelerada y la aplicación de buenas prácticas, rigurosa. De lo contrario, se correrá el riesgo de salir de alejarnos del carril de la correcta cultura de energía sostenible. 

Por: Rafael Cortina

Sales Specialist of Motion Business

ABB en Perú

Suscríbete
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Diseño de interiores y arquitectura 2020

La revista Dossier de Arquitectura es la mejor plataforma sobre diseño Interior, arquitectura y decoraciones. Se distribuye en la ciudad de Lima y en el resto del Perú.

@

© 2020 Dossier de Arquitectura, Todos los derechos reservados