Taller: Ambientación y color en la decoración
Duchas a ras de suelo, sin puertas ni cortinas

Baños

Duchas a ras de suelo, sin puertas ni cortinas

Publicado hace 4 meses

Sin incluir una bañera, y sin necesidad de puertas, mamparas ni cortinas, las duchas a ras de suelo –también llamadas walk-in–, permiten aumentar visualmente el espacio al diseñar baños, entregándoles una imagen limpia y reducida a lo esencial.

Sin embargo, para su diseño se deben tomar algunas precauciones. Lo más importante: la ducha no puede quedar completamente abierta, aunque lo parezca a simple vista. La mayoría de los diseños incorporan un vidrio templado que evita que el agua "rebote" fuera del espacio de baño, cerrando sutilmente el espacio. Cuando esta división transparente no cuenta con marcos, es menos probable la aparición de hongos por acumulación de agua y humedad.

En este tipo de duchas es muy importante su diseño. Definir correctamente la ubicación de la regadera y la trayectoria del agua ayudará a evitar filtraciones de agua hacia el resto del baño. Si no se quiere incluir un plato de ducha con cierta profundidad, para que los suelos queden al mismo nivel, se debe añadir una leve pendiente que lleve el agua hasta el desagüe.

Según el diseño y el estilo del espacio, sus muros pueden ser de distintos materiales, pero es importante recordar que es un espacio completamente húmedo y mojado. Revestimientos cerámicos, azulejos, mosaicos, o porcelanatos son materiales impermeables y fáciles de limpiar y mantener, pero existen pinturas antihongos y anti humedad que amplían estas posibilidades. Es importante integrar siempre algún sistema de ventilación.

Al quedar completamente expuestas, las duchas pueden incluir espacios de almacenamiento integrados al muro, evitando la necesidad de sumar otros accesorios.

¿Qué tan grande debe ser una ducha sin puertas? Las medidas dependen totalmente del diseño y los requerimientos del usuario, pero se recomienda un ancho mínimo de entre 75 y 80 centímetros. Utilizando generalmente suelos continuos y sin umbrales, este tipo de duchas pueden facilitar la limpieza de adultos mayores o personas con movilidad reducida, aunque se debe considerar la incorporación de dimensiones y accesorios específicos, aumentando obligatoriamente el ancho mínimo a 90 cm.

¿Se siente más frío en una ducha sin puertas? Depende nuevamente del diseño. Además de asegurar la correcta aislación de toda la envolvente del baño, debemos evitar las corrientes de aire, por lo que se recomienda poner especial atención a la ubicación y características de las ventanas y puertas, así como del vidrio que separa la ducha del resto del espacio. El tipo de regadera puede hacer una diferencia: los dispositivos de gran formato y "plato ancho", por ejemplo, liberan abundante agua caliente sobre el usuario, evitando que el cuerpo quede descubierto en ciertos puntos.

0 1 2
Suscríbete
ARTÍCULOS RELACIONADOS

Diseño de interiores y arquitectura 2020

La revista Dossier de Arquitectura es la mejor plataforma sobre diseño Interior, arquitectura y decoraciones. Se distribuye en la ciudad de Lima y en el resto del Perú.

@

© 2020 Dossier de Arquitectura, Todos los derechos reservados