Taller: Diseño de cocinas modernas
Iluminación para oficinas

Iluminación para oficinas

Publicado hace 1 año

La importancia de una buena iluminación en la oficina se puede separar en tres grupos fundamentales: el primero, son los usuarios, quienes tienen condiciones específicas según el tipo de trabajo que desempeñan; el segundo, es el propietario o inversionista, quien velará por contar con un sistema de iluminación eficiente, de bajo consumo de energía y largos periodos de mantenimiento, tomando en cuenta que un costo fijo muy alto podría mermar directamente sobre la utilidad o rentabilidad de su negocio, y el tercero, es el equipo de diseño y construcción, quienes con un monto de inversión deben realizar el sueño completo, evaluando las necesidades del primero, la promesa para el segundo y que, además, se logren con los costos más bajos posibles.

La iluminación de oficinas tienen los siguientes principios: funcionalidad, confort, eficiencia y ahorro de energía. Los espacios de trabajo donde permanecemos muchas horas al día y gran parte de la semana, deben de brindarnos confort para lograr nuestras metas dentro del mejor entorno, sin que agentes externos interfieran con la productividad por aspectos como la incomodidad, la fatiga visual, o condiciones mínimas de luz para las tareas fundamentales.

Estos deben de incluir la belleza del diseño y arquitectura de interiores, pero también la realidad de la ingeniería eléctrica en términos de consumo de energía y vida útil, siendo la especialidad de iluminación la conjunción entre ambos.

El proceso

Cuando comenzamos el proceso de diseño de iluminación lo fundamental es conocer las necesidades de los clientes, las labores que se realizan, aspectos especiales y únicos a tomarse en cuenta, horarios de trabajo, gustos y preferencias, etc. Mientras más sepamos del cliente, mejor se enfocará la solución a su necesidad.

Luego viene el proceso de selección de los tipos de sistemas de iluminación (tradicional o nuevas tecnologías) y lo que estas conllevan para calzar con las necesidades identificadas. Por ejemplo, si se tiene un equipo creativo en una agencia de publicidad, el espacio destinado a este grupo en los procesos de brainstorming es imprescindible que tengan los estímulos para ayudarlos con dicha actitud creativa, donde la luz juega un papel clave pero como pieza de acompañamiento, logrando distintos escenarios para diferentes situaciones.

El siguiente paso es determinar los niveles de iluminación por tipos de ambientes y realizar los cálculos de iluminación para medir los resultados y comprobar que las alternativas calzan con las necesidades de los tres grupos mencionados anteriormente, hasta que finalmente se logra la fórmula perfecta.

La iluminación de oficinas es un 90% funcional y un 10% estética, destinada específicamente para ambientes como los directorios, alta gerencia y los lobbies de recepción. El resto de los espacios son trabajos de forma muy similar, tanto en espacios de plantas abiertas como en oficinas privadas o salas de reunión con el objeto de reducir las jerarquías y trabajar en estructuras más horizontales. La tendencia, es por el contrario, elegir un sistema iluminación eficiente, de alta tecnología, con un diseño vanguardista, de líneas puras que permita una flexibilidad total a la planta, con una distribución que pueda cambiar en el futuro y que esto no afecte la instalación de iluminación, sino que, por el contrario, pueda funcionar y emplearse igualmente.

La parte estética en los espacios como directorios y altas gerencias, por lo general, también prefieren las líneas puras, la delicadeza del minimalismo y los colores del modernismo, pero sin perder nunca la eficiencia por la belleza.

Luminarias

Los tipos de iluminarias se clasificarán por el tipo de ambiente que encontremos en una oficina, siendo los de mayor cantidad de metros cuadrados los espacios de estaciones de trabajo, salas de reuniones, oficinas privadas y otros, como los cuartos de apoyo, kitchenette, servicios higiénicos, etc.

Los sistemas de fluorescentes son los que se emplean en la mayoría de casos, tanto en versión compacta como recta. En la zonas de áreas amplias se sugiere la última versión T5 ultra delgada para equipos de alta eficiencia, con consumo de energía por debajo de los 10 watts por metro cuadrado, que cumplen con los requisitos de Certificación LEED (edificios verdes) y que nos distancian de los sistemas tradicionales que pueden consumir hasta 40 watts por metro cuadrado. Entonces, las distintas tecnologías, incluyendo los LED, son evaluadas permanentemente por los luminotécnicos en nuestro taller, con resultados sorprendentemente competitivos que nos hacen augurar una penetración de esta tecnología en muy corto plazo.

Otros sistemas son los dicroicos LED que están retornando al escenario del diseño de iluminación como un atractivo complemento en espacios más elaborados, donde se conjugan escenarios, efectos y una riqueza de contrastes y acentos más complejos.

Ahorro energético

El ahorro de energía es una palabra que incluyó en nuestro vocabulario habitual desde la llegada de los primeros fluorescentes compactos hace más de 20 años, desplazando a las lámparas incandescentes tradicionales. Pero nosotros denominamos sistemas ahorradores de energía a cualquier tecnología que, comparada con otra, puede reducir su consumo, alargar su tiempo de vida pero manteniendo los mismos niveles de iluminación y calidad de luz.

El costo de energía en Perú es uno de los más bajos en la región, con un promedio de 0.45 dólares el kilowatt ahora, siendo esta la tendencia en proporción la escasez de las fuentes generadores de energía.

Finalmente, las tendencias verdes de los edificios modernos son la razón de mayor peso que está modificando los estándares tradicionales locales, y la especialidad de iluminación tiene hoy la oportunidad de demostrar lo que un sistema eficiente puede beneficiar y aportar en la economía total de una instalación.

Diseño de interiores y arquitectura 2020

La revista Dossier de Arquitectura es la mejor plataforma sobre diseño Interior, arquitectura y decoraciones. Se distribuye en la ciudad de Lima y en el resto del Perú.

@

© 2020 Dossier de Arquitectura, Todos los derechos reservados